¿Qué producto cosmético para cuidado facial o corporal comprar?

A continuación te mostramos una pequeña guía realizada por expertos para que podáis escoger el cosmético que mejor se ajuste a tus necesidades, con las mejores recomendaciones en calidad-precio actuales.

Hoy en día existen infinidad de firmas de cosmética y belleza, lo cual hace muy complicada la elección de cual comprar. Por esta razón, comprar un cosmético puede resultar en una gran inversión o un derroche de dinero continuo que no te proporcionará resultados, si no se escoge bien.

  1. Elige la parte de tu cuerpo donde quieres aplicarlo

En primer lugar deberás elegir la parte del cuerpo donde quieres aplicar el producto, ya que no es lo mismo una crema facial que una crema corporal. O bien un gel de baño y un champú, pues ambos productos tienen composiciones, texturas y usos distintos. No utilizarías el gel de ducha corporal para lavarte el pelo, ¿verdad?

2. Según tu tipo de piel

Viene determinado por factores genéticos principalmente. Sin embargo, en función del estilo de vida y las condiciones ambientales, puede afectar a su equilibrio. Para ello, deberías examinarte el tipo de piel. Es un factor muy determinante a tener en cuenta a la hora de elegir el mejor cosmético. Para ello, te mostramos los 4 tipos más comunes de piel, a saber:

  • Piel seca: tacto áspero, en ciertas ocasiones rugoso y con aspecto agrietado. Es un tipo de piel que reacciona delicadamente a las agresiones externas y cambios bruscos (humedad, temperatura, condiciones ambientales). El tacto se muestra sensible. Dicho aspecto suele venir causado por un bajo número de células epidérmicas, lípidos y glándulas sebáceas que componen el «envoltorio hidrolíptico» de la piel.
  • Piel normal: podríamos definirlo como el «equilibrio» adecuado en cuanto al tacto, sensación y aspecto se refiere. Se caracteriza por tener los poros finos, textura lisa y suave, color rosado o uniforme, ausencia de impurezas y no ser propensa a la sensibilidad.
  • Piel grasa: se corresponde a un tipo de piel con exceso de secreción de células seborreicas, comúnmente conocido como «seborrea». Formas de identificar este tipo de piel: presentan poros excesivamente grandes y perfectamente visibles, excesiva brillantez y palidez; ya que los vasos sanguíneos no pueden distinguirse correctamente a simple vista. Las personas con problemas de acné o «poros negros» suelen responder a este tipo de piel.
  • Piel mixta: a diferencia de la piel seca o grasa, la piel mixta suele venir caracterizada por una predisposición a piel grasa en la «Zona T», la cual se corresponde con la frente, mentón y nariz. En dicha zona se pueden apreciar poros excesivamente agrandados, con algunas impurezas. Sin embargo, el tipo de piel en mejillas suele mostrarse normal o seca.

3. Decide qué presupuesto tienes previsto gastar

En el mercado existen multitud de firmas y gamas diferentes de cosméticos, cada una de ellas con características y funciones similares, pero muy diferentes entre sí. Por ejemplo, no es lo mismo comprar una crema facial de uso doméstico que de uso profesional, pues lo resultados que te aportarán serán muy distintos. Dicho esto y, en vista de ello, distinguiríamos en:

  • COSMÉTICOS DE ALTA-MEDIA GAMA

Productos cosméticos habitualmente empleados para uso profesional. Según la marca, los precios suelen partir desde 30 o 40 euros hasta 200 o 300 euros. En los productos de alta-media gama, los resultados se notan mucho antes que un producto de gama baja, ya que la concentración de ingredientes es más intensa y por lo tanto, de mucha mayor calidad.

  • COSMÉTICOS BARATOS, GAMA BAJA

Aquí englobaríamos básicamente los productos cosméticos (cremas faciales, corporales, contornos, etc)., más comercializados al consumidor medio. Según la marca, los precios pueden partir desde 3 o 5 euros hasta 20 euros aproximadamente.

4. Según los ingredientes y la composición

Es muy importante prestar atención en este aspecto, ya que según tus necesidades necesitarás escoger una crema, limpiador o serum que se ajuste a los resultados que buscas. Para ello, una vez examinado el tipo de piel, deberás escoger aquel producto que mejor se ajuste. Asimismo, en caso de predisposición a algún tipo de alergia, es recomendable el empleo de un producto basado en una composición de ingredientes orgánicos. De esta forma te aseguras que no sufrirás efectos secundarios al ser ingredientes de origen natural.

Por ejemplo, si tu piel es seca, deberás escoger un producto que recoja una fórmula hidratante y aporte nutrición, por lo que la composición de ingredientes deberá ser concentrada a fin de poder reestablecer el equilibrio natural. No obstante, si tu piel es grasa, deberías escoger un producto con menor concentración y principios «astringentes».

5. Según la textura

Otro importante aspecto a tener en cuenta a la hora de escoger la crema, limpiador o serum adecuado para ti es su textura. Es una característica que no hay que pasar por alto, ya que aunque no se le de demasiada relevancia, mejorará muchísimo tu experiencia a la hora de usarlo.

Por ejemplo, si tu piel es seca deberías escoger un producto con una textura nutritiva, rica y concentrada. Sin embargo, si tu piel es grasa, deberías escoger una crema de textura ligera que no aporte tanta concentración de principio activo.

6. Nuestra recomendación a la hora de escoger el mejor producto

Te recomendamos que, una vez tenidos en cuenta los puntos anteriores, no te dejes llevar a priori por aquellos productos cosméticos que más se bombardean en anuncios publicitarios o de costes ridículamente baratos. Muchas de estas firmas aseguran una rápida acción y resultados en un lapso de tiempo relativamente corto.

Lamentablemente, esto no es así. Muchos de los cosméticos de gama baja que se comercializan en el mercado hoy en día, aunque el precio y la presentación puedan resultar atractivos a simple vista, no supone la mejor decisión de compra, puesto que no se garantizan resultados en absoluto a corto plazo. Sugerimos que antes de comprar, os toméis un minuto en echar un vistazo a la composición de ingredientes y el grado de concentración de los mismos, ya que aunque 2 marcas distinta expongan un mismo producto, la calidad del ingrediente y su concentración difieren muchísimo entre sí.


Popular Articles...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *